Ingeniería y consultoría ambiental

En IPMA ofrecemos servicios de ingeniería y consultoría ambiental que incluyen asesoría, elaboración de informes y estudios, así como todo tipo de trámites relacionados con asuntos de materia ambiental.

La normativa en materia medioambiental y las medidas para frenar el impacto de la actividad empresarial en el medio ambiente
a nivel nacional e internacional han ido
creciendo en las últimas décadas.

Consultoría ambiental

Hoy en día, la concienciación por el cuidado del medio ambiente crece cada día tanto en la sociedad en general como en las empresas.

De ahí la importancia de la ingeniería y consultoría medioambiental y el poder contar con una empresa experta en este campo para realizar los estudios, requeridos a la hora de realizar proyectos de diverso tipo.

La consultoría de medio ambiente aborda asuntos como la contaminación del aire y de las aguas, las políticas ambientales adoptadas, la recogida de residuos, etcétera. En resumen, busca analizar y evaluar cada proyecto o empresa, verificar que cumple con la legislación medioambiental pertinente y optimizar los recursos empleados en el mismo generando el mínimo impacto en el medio ambiente.

Cada vez son más las empresas que identifican el cuidado del medio ambiente como una inversión y no como un gasto. Y cada vez son más las que tienen en cuenta este factor para incrementar sus niveles de eficiencia y productividad, además de poder optar a ayudas y subvenciones de la administración en esta materia.

Entre los principales servicios que IPMA ofrece dentro de su área de consultoría medioambiental están:

N

Estudios ambientales y asistencia técnica en materia ambiental.

N

Evaluaciones de impacto ambiental.

N

Elaboración de planes para aprovechamiento cinegético y forestal.

N

Dictámenes y peritaciones ambientales.

N

Estudios de contaminación de suelos.

N

Proyectos de reforestación.

N

Proyectos de minería.

Estudios de impacto ambiental

El estudio de impacto ambiental es un documento técnico para evaluar el impacto o efectos sobre el medio ambiente de proyectos, planes o actividades.

Este tipo de informes se realizan por exigencia de la administración para garantizar en todo el territorio del Estado un elevado nivel de protección ambiental, con el fin de promover un desarrollo sostenible.

En el caso de España, la norma en la que se asienta la competencia exclusiva del Estado en materia de legislación básica sobre protección del medio ambiente es la Ley 21/2013, de Evaluación Ambiental.

En caso de resolverse negativamente, el estudio de impacto ambiental puede condicionar el futuro del proyecto a desarrollar. De ahí su importancia y la necesidad de contar con un equipo de profesionales expertos en esta materia para su elaboración, como es el caso de los técnicos de IPMA.

La elaboración del estudio de impacto ambiental tiene en cuenta desde aspectos como la localización y objeto del proyecto hasta un inventariado ambiental.

Asimismo, se realiza una valoración y cuantificación de los previsibles efectos directos o indirectos de la actividad proyectada sobre los aspectos anteriores relacionados con el medio ambiente y se plantean medidas preventivas y correctoras, así como alternativas de desarrollo del proyecto.

Los proyectos urbanísticos, las obras hidráulicas, los proyectos de minería, la construcción de carreteras, puentes o puertos son algunos de los ejemplos de actuaciones que requieren de un estudio de impacto ambiental previo para conocer el impacto en la flora, fauna y medio ambiente en general donde se proyectan desarrollar.

Entre nuestros servicios puedes encontrar:

N

Evaluación de Impacto Ambiental Ordinaria.

N

Evaluación de Impacto Ambiental Simplificada.

N

Evaluación Ambiental de Actividades.

N

Estudios caso por caso.

Estudios del medio. Planificación y control ambiental

El estudio o informe de impacto ambiental incluye varios contenidos y partes. Lo primero es una descripción general del proyecto donde se detallan las características del mismo, su objeto o uso previsto, así como las dimensiones, diseño y la ubicación.

En este último punto es esencial realizar un estudio del medio para conocer las condiciones ecológicas y poder así realizar una correcta y adecuada planificación y control ambiental, donde se tengan en cuenta las previsiones en el tiempo sobre la utilización del suelo y de otros recursos naturales, así como su posible eliminación o afectación si se considera necesaria para la ejecución del proyecto.

Para ello, se realizará una identificación o inventariado ambiental de fauna, flora, biodiversidad o población humana y los posibles efectos significativos directos o indirectos sobre ellos derivados de la actuación.

Se tendrá que incluir un apartado específico si el proyecto afecta a espacios naturales protegidos.

Durante este análisis ambiental también se realizará una estimación de las cantidades y tipología de residuos generados, tales como vertidos, emisiones (acústicas, luminosas, de partículas, de olores, etcétera) o energía resultantes del desarrollo del proyecto.

Asimismo, el experto ambiental deberá definir las diversas alternativas razonables estudiadas del proyecto, incluida la alternativa cero o de no realización del mismo, y detallar las principales razones que justifican la solución adoptada, teniendo en cuenta los efectos del proyecto en el medio ambiente.

Desde IPMA ofrecemos el siguiente catálogo de servicios:

N

Estudio de alternativas ambientales y ubicación de proyectos.

N

Diagnóstico detallado de las condiciones ecológicas.

N

Inventario de especies potenciales y existentes.

N

Estudios de incidencia paisajística.

N

Diseño y ejecución de planes detallados de vigilancia ambiental.

N

Niveles sonoros. Medidas de prevención y corrección.

N

Estudios de contaminación acústica.

N

Estudios de contaminación de suelos.

N

Elaboración de mapas de ruido.

N

Estudios geológicos e hidrogeológicos.

N

Estudios geotécnicos.

N

Diseño y verificación del cumplimiento de procedimientos de buenas prácticas.

N

Informes de afección a LICs, ZEPAs y espacios de Red NATURA 2000.

Actividades correctoras de los efectos ambientales

Una vez se han identificado y valorado los impactos ambientales del proyecto a ejecutar se deben determinar y detallar las medidas previstas para prevenir, reducir, atenuar o eliminar los efectos ambientales negativos significativos del proyecto, así como medidas que puedan compensar dichos efectos, como pueden ser acciones de restauración.  

Las medidas preventivas evitan un determinado efecto anticipadamente. Por ejemplo, no ejecutar una infraestructura en una zona donde reside fauna protegida.

Las medidas correctoras tienen como objeto solventar el efecto. Por ejemplo, la instalación de pantallas acústicas para aminorar la contaminación acústica en una zona residencial cercana a una vía tras elaborar un mapa de ruido.

Las medidas compensatorias no corrigen, sino que aportan un beneficio para compensar un impacto negativo de difícil solución o irrecuperable. Por ejemplo, una zona con elevada contaminación de suelos en la que se decide repoblar una zona cercana para recuperar la fauna y flora.

Estas medidas deben aparecer detalladas al mismo nivel que el resto del proyecto en el estudio y en un apartado independiente.

Como ya comentamos en el apartado anterior, si el proyecto afecta a espacios naturales protegidos se tendrá que incluir un apartado específico y en caso de que se compruebe la existencia de un perjuicio, el promotor del proyecto deberá justificar documentalmente la inexistencia de alternativas, y la concurrencia de las razones imperiosas de interés público de primer orden. Cuando sus efectos son a largo plazo debe reflejarse una evaluación de sus repercusiones.

Para garantizar el cumplimiento de estas medidas preventivas, correctoras y compensatorias se debe establecer un plan de vigilancia ambiental que se llevará a cabo tanto en la fase de ejecución como de explotación.

IPMA

INGENIERÍA Y PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
Edificio Altagracia
C/ Segundo Mata, 1
28224 Pozuelo de Alarcón
MADRID - ESPAÑA